Branding para el primer pasillo de supermercado sin plástico del mundo

en Blog | 0

¡Sin popote por favor!

Bolsas verdes, recipientes reciclables o retornables. Actualmente, existen un sin fin de alternativas para cuidar el medio ambiente, muchas empresas al rededor del mundo se suman a esta que, mas que altruista,es una  consciente labor.  Y aún así, la lucha es larga.

Como gran ejemplo de estas empresas esta, Made Thought un importante estudio de diseñadores en Inglaterra crea un branding para el primer pasillo de supermercado sin plástico del mundo.

El pasillo, que se abrió al público el primer trimestre de este año, está ubicado dentro de una sucursal de la cadena de supermercados holandesa Ekoplaza en Ámsterdam.

En este pasillo existen mas de 700 productos almacenados en los estantes, se encuentran dentro de un embalaje sin plástico, aunque es muy similar al aspecto y resistencia, están hechos con materiales naturales 100% biodegradables.

Todos los artículos cuentan con un logotipo diseñado por Made Thought, mismos que fueron llevados por la organización ambiental benéfica “Plastic Planet” para crear la identidad visual y marca para dicho pasillo.

“Al asumir este desafío, quisimos ver más allá de las líneas ya utilizadas sobre ecología y el altruismo”, dijo Ben Parker, socio fundador de Made Thought.

“El brief se trataba de crear una nueva forma de ver el plástico y su lugar en la vida moderna. Se trata de realizar una visión inspiradora del futuro que trasciende los modos limitados de pensamiento que han existido antes”.

Inspirado en motivos de estilo propagandístico, el emblema en blanco y negro usa las palabras “sin plástico” para hacer la forma tridimensional de una caja de empaquetado, impresa en un tipo de letra liso y audaz.

La palabra “libre” se reimprime debajo de sí misma varias veces para hacer formas de caja más grandes. Este diseño intrépido está destinado para ayudar a los compradores a diferenciar rápidamente los productos que están completamente libres de envases de plástico de aquellos que no lo son, y al mismo tiempo ser lo suficientemente simples como para que los supermercados de todo el mundo puedan replicar.

“El diseño nunca puede ser realmente progresivo a menos que cambie el comportamiento”, dijo Parker. “Los pasillos libres de plástico ofrecen una visión del futuro con la que los consumidores pueden integrarse”.

Además, demuestran que el hecho de no usar plástico no significa renunciar a la elección, la conveniencia o la calidad. En cambio, ir sin plástico mejora todas esas cosas. [Ellos] son la encarnación del diseño que cambia el comportamiento por el bien del planeta que dejaremos a generaciones por venir.

Los diseñadores enfocan cada vez más sus esfuerzos hacia la búsqueda de alternativas y ecológicas al plástico.

Los diseñadores holandeses Eric Klarenbeek y Maartje Dros desarrollaron un bioplástico hecho de algas, que creen que podría reemplazar por completo los plásticos sintéticos con el tiempo, de igual forma, la graduada de Design Academy Eindhoven, Shahar Livne, creó un material de arcilla con plástico desechado.

¡Ahora sí, el mundo esta cambiando, sigamos sumando nuestro granito de arena!

 

Fuente: dezeen.com

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.